Barco de papel

Tan fulgurante como una luciérnaga entre la hierba

Quién sabe si el último faro de la noche

Fluyeron mis romances en la corriente del río.

Hacia el baño de la luna corría mi único abrigo

Anhelando esa  marea que despejara su maltrecho

Esqueleto quebrado en mil despertares.

Los vi huir apoyado en la robusta savia que me adormecía

Mientras las venas frías jugueteaban más allá de mis pies

Allí flota en el honorable oleaje, fue su luz la que me alertó.

Un vacío me abrasaba como un fósforo encendiéndose

Contra mi piel. Se iba, se estaba yendo. La llama prendía

Primero amarilla y azul, parecía una conjunción de astros

Anunciando mi mortalidad. Luego intensa, la llama roja intensa

Ya abandonaba mi puerto, soledad, sobre un barco de papel.

Poema publicado en la Antología II Premio Orola, Ed. Orola, 2008. Autor: Luis López Ramírez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s